Mandato [Prólogo de Sigrún y Cassul] Finalizado

Página 1 de 3. 1, 2, 3  Siguiente

Ir abajo

Mandato [Prólogo de Sigrún y Cassul] Finalizado

Mensaje  DJ el Jue Ago 06, 2009 12:33 am

Goldar, Base de los Caballeros de Aesir, 24 Mayo 9:00 AM

Despertaste tranquilamente en tu cómoda cama. Te desperezaste y bostezaste varias veces, se estaba demasiado bien en la cama como para levantarse. Además no tenías nada que hacer. O eso pensabas.

Toc, toc, toc

La puerta del cuarto resonó en tu cabeza como si tuvieras resaca. ¿Quien te molestaba a aquellas horas? La respuesta no tardó en llegar. Sin esperar respuesta Seifer entró en tu habitación. Era un joven caballero como tú, era vivaz, testarudo y bastante pesado contigo. Era bastante probable que le gustaras, pero aquello era otra historia.



¡Buenos días! ¿Como esta hoy la mujer con la que me casare? Preguntó prácticamente a voz en grito. La voz se clavó en tu embotada cabeza, era como si te hubieras pasado la noche anterior atiborrandote de alcohol. Te entraron bastantes ganas de empalarlo en tu espada.

¡Hoy es un buen día! He oído rumores de que nos van a mandar en misión ¡¡¡¡¡ESPECIAL!!!!!!

¡¿Por qué demonios gritaba tanto?!


Última edición por DJ el Mar Ene 05, 2010 3:14 pm, editado 2 veces
avatar
DJ
Deus Ex Machina

Cantidad de envíos : 1080
Fecha de inscripción : 01/07/2009

Ver perfil de usuario http://animarpf.forosactivos.net

Volver arriba Ir abajo

Re: Mandato [Prólogo de Sigrún y Cassul] Finalizado

Mensaje  Sigrún De Grieff el Jue Ago 06, 2009 1:24 am

Me desperté en mi cama con tranquilidad y tomandome conn calam aquella entrada mañana. Me quité la sabana y me senté en la al mismo tiempo que parte de mi cabello se deslizaba de mis hombros a parte de mi pecho el cual cubría con una blusa pequeña y algo reveladora, no tenia el bra puesto y se notaba mis pezones y en la parte inferior solo tenía las bragas puestas solamente. me estregé los ojos y rumié la boca sintiendo la resequedad mientras bostezaba y me estiraba. Me levanté y miré como la luz del sol entraba por la ventana y me cegaba al mirarla por unos instantes.

"no hay nada que hacer... bueno, a entrenar... la práctica hace al maestro..." me dije a mi misma con una calma que daba a entender como si fuera una tarea cotidiana de una mujer. Pero antes de tomar mi ropa para vestirme un sonido me taladró mis oidos. "mi cabeza... no se cuanto bebí anoche..." pensé mientras me percataba de que era el sonido de tocar la puerta. "quien será..." pensé mientrás me acercaba a la puerta a abrirla, pero antés de ello la puerta se abrió, mostrando la cara de Seifer y mismo tiempo mi cara sin timidez alguna, mostró una apatía y iracibilidad que era común entre nosotros, aunque le tenía cariño y quizas sabía que le gustaba, no le ponía mucha atención a ello, ya que el romance no era uno de los topicos que me interesasen en gran medida. Suspiré mientras caminé a mi ropa y recogí el bra dandole la espalda y poniendomelo sin quitarme aquella blusa con un procedimiento extraño que yo solo conocía.

¡Buenos días! ¿Como esta hoy la mujer con la que me casare?

- Araaaaa... tan temprano y molestando a los demás... tan inoportuno como siempre, Seifer... ¿que te trae por aqui? le dije con un tono familiar y sin molestarme, más como el tono de alguien que se lleva conociendo desde años. Aún algo molesta por la manera de gritar que hacia que mis oidos retumbasen y mi cabeza doliera al compas de su voz.

¡Hoy es un buen día! He oído rumores de que nos van a mandar en misión ¡¡¡¡¡ESPECIAL!!!!!!


A pesar que estaba en paños menores cuando termine de ponerme el bra, me volteé y con una cara de alguien aturdido y molesto. "joer... para que gritas tanto..." pensé mientras lo miré

- ¡No grites!, ¿no entiendes que tengo resaca?....-
le dije con un tono molesta y suspiré tratando de controlar mi comportamiento irascible. ... ¿podrías esperarme afuera mientras me visto?, esperame para acompañarte y averiguar de que va la misión... le dije con un tono calmado y mas cordial mientras me rascaba mi cabello algo desaliñado y sin atar mostrando mi melena a todo su esplendor y tomaba mi ropa esperando que cerrara la puerta para terminar de vestirme. No tenía problemas en mostrarme ante él en esas fachas, ya que teniamos tiempo conociendonos lo suficiente de mi, como para andar con el tema de la timidez y el recato. Además no era la primera vez que me veía en esas fachas y había la confianza. Esperé que saliera y cuando cerró la puerta suspiré "hay que ver, hay gente que no cambia..." pensé y al ver el relicario colgado en la pared; un regalo de mi madre no pude evitar que se dibujará una sonrisa en la cara "... sí, hay gente que no cambia..." acrecentando la sonrisa al pensar que mi preocupada madré adoptiva me dijo hace semanas. "debes conseguir un buen marido, ya que en esta etapa es que eres hermosa, ¡mirate!, sino al final te pasará como a mi..." recorde esas palabras con un dejó y mire a la puerta imaginando la figura de mi compañero y sin darme cuenta me sonrojé. "No, no debo pensar en eso..." pensé cachetee suavemente mi mirada con ambas manos en amobos lados para alejar esos pensamientos, pero no lo lograron mucho, me acerque al espejo de cuerpo que había en mi habitación y miré mi figura algo sonrojara "si eres tonta mamá, haciendome pensar en esas cosas absurdas... ¿en verdad soy tan hermosa?..." me pregunté y recogiendome el cabello de distinta manera a ver si había alguna diferencia pero al final capitulé suspirando. "no hay nada que pueda hacer con ello... mejor me olvido de eso... vamos la misión especial... especiaaaaaal..." me dijé a mi misma mientras me acercaba a tomar un poco de agua de la jarra que estaba en la mesa de noche. y me dipusé a quitarme la blusa y a vestirme con la lentitud tipica de una mujer de la que los chicos tanto se quejaban. "¿de que será esta misión? ....waaaaaa.... ya estoy emocionandome de nuevo, debo calmarmeee.... la ultima fue un fiasco, fue aburrida, asi que no debería emocionarme tanto..." pensaba mientras me ponía las parte de arriba de mi ropa y me ajustaba el vestido. me ajuste el cinturon y me até el cabello con la cinta. y me miré al espejo para darme un ultimo retoque antes de presentarme a mis superiores. "bien estoy lista..." me dije satisfecha. Tomé mi katana y me la puse en el cinturon y me dirigí a la puerta dirigiendome a mi compañero.

- Disculpa la espera. Vamos averiguar de que va la misión y luego pasamos buscando mis cosas para el viaje
le dije con un tono sereno y algo alegre. Y si que lo estaba ya habia pasado unas semanas desde mmi ultima mision me estaba aburriendo a muerte.
avatar
Sigrún De Grieff
Zombi travestido

Cantidad de envíos : 608
Fecha de inscripción : 15/07/2009

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Mandato [Prólogo de Sigrún y Cassul] Finalizado

Mensaje  DJ el Sáb Ago 08, 2009 12:04 am

Seifer te observó de hito en hito y una socarrona sonrisa se le dibujo en el rostro. Supusiste que en su tiempo libre en la cantina se iría pavoneando por hay por ser tu compañero. El compañero de una de las pocas mujeres de toda la tropa de caballeros.

Así me gusta, guapa y radiante, como siempre dijo e intentó pasarte el brazo por la cintura. Le apartaste con un leve golpecito. Bueno, algún día... cuando estés preparada.

No pudiste evitar sonrojarte un poco ante el comentario de tu compañero. Por suerte el no pareció fijarse y comenzó a caminar por los pasillos del bastión. En apenas unos minutos atravesasteis los pasillos y os adentrasteis en el claustro exterior. Toda la decoración era gótica y recargada, muy del estilo del país vecino, Moth.



Tras cruzar el claustro y saludar a varios compañeros llegasteis al ala sur del bastión. Allí se encontraba el despacho de Legebril, vuestro capitán.
Al llegar Seifer tocó a la puerta y una voz os indicó desde el interior que podíais pasar.

El interior era pequeño y angosto. Alumbrado únicamente por dos candiles en las paredes y una pequeña vela en la mesa, tras la cual os esperaba Legebril sentado en su silla. El capitán era un hombre entrado en años, un perro viejo como él mismo se hacia llamar. Siempre llevaba una recatada coleta cana y la espada colgada al cinto. Eran sus rasgos más significativos.

Buenos días, tomad asiento dijo.

Tomasteis asiento y aguardasteis con paciencia hasta que depositó una pila de hojas en la mesa y os miró.

Caballeros, la Orden de Aesir os reclama para una importante misión. Deberéis escalar la Cordillera de Miürenheim, hasta la cima. Allí os espera una bandera con una nota en la que se explica en que consistirá vuestra labor. ¿Alguna pregunta?

Tus pensamientos volaron enseguida a la Cordillera de Miürenheim. La base de los Caballeros de Aesir estaba instalada en la propia montaña. Concretamente a 50 metros de altura.
avatar
DJ
Deus Ex Machina

Cantidad de envíos : 1080
Fecha de inscripción : 01/07/2009

Ver perfil de usuario http://animarpf.forosactivos.net

Volver arriba Ir abajo

Re: Mandato [Prólogo de Sigrún y Cassul] Finalizado

Mensaje  Sigrún De Grieff el Sáb Ago 08, 2009 10:57 pm

Me quede extrañada como mi compañero mi miraba de arriba a bajo y no pude evitar mirarme la ropa con cara de extrañada "Será que tengo la ropa sucia, debería usar el conjuro de aseamiento entonces" pensé, pero me detuve y me sentí sorprendida al escuchar su comentario.

Así me gusta, guapa y radiante, como siempre

Me sonrojé bajando mi guardia y sin darme cuanta miré hacia otro lado "¿yo?... ¿guapa?..." pensé sintiendo algo de felicidad que no entendía y al sentir que su mano trataba de tomar mi cintura volví a levantar las defensas y la aparte su mano con la mía , aunque mi voz sonaba nerviosa y temblorosa y mi cara sonrojada.

De-de-deja de decir chorradas, tenemos una misión, ¡mi-si-ón!
-dije recuperando mi seguridad mientras salían esas palabras y diciendo la parte de la misión con una voz se énfasis.

Bueno, algún día... cuando estés preparada.

Aún te falta mucho para apenas llegar a llamarte mi pretendiente... así que no te creas la gran cosa.
dije con un tono más obstinado, no me gustaba que hablará de mi como un objeto "joer... si no fuera tan ególatra, quizás hubiera sido un buen pretendiente" pensaba mientras lo mirada algo sonrojada y me di cuenta de lo que me estaba diciendo ".... ¡¿pero que dices, Sigrún?!, mi mama y sus ideas.... calmate... calmate..." pensé y suspire, no sabía que me pasaba ni porque me cruzo eso por la cabeza cuando me percate que caminábamos por el corredor hacia la oficina donde nos esperaban.

Observaba aquellos corredores por lo que había pasado incontables veces, ya me había acostumbrado a llamarlos mi hogar pero ahora dentro de poco se iría otra vez en una misión y pasarían semanas y tal vez meses antes de regresar de nuevo y grababa cada centímetro en mi mente con especial cariño mientras caminaba en ellos. Al cruzar el claustro saludé a mis compañeros con el típico buenos días y una pequeña reverencia que según mi madre era la cortesía del estilo latnnense, yo no la sabía con seguridad ni recordaba quien era en el pasado pero algunas cosas las hacia de una manera recatada y educada y tan diferente de mi madre, es como si los conocimientos de mi vida anterior se resistieran a desaparecer y con ello se me hacia más difícil el aprendizaje aún que no sabía porque.

Mi compañero toco la puerta y al final de darnos permiso de entrar, entre con recato y sin sentarme me dirigí al capitán.

Buenos capitán. Sigrún reportándose al servicio, mi señor. dije ya como mi típico tono caballeresco y serio, haciendo la reverencia típica de nuestra orden moviendo mi antebrazo izquierdo y alineándolo a mi cintura y haciendo al pequeña reverencia.

Buenos días, tomad asiento dijo.

Me senté con recato y le miré con más expectación que mi compañero. Su cabello la pintaban canas y su espada relucían en su cintura, era un viejo y gran caballero de nuestro clan. No pude evitar pensar "Así que el es Legebril. Esta entrado en años dicen que aunque la edad le ha pegado sus habilidades siguen siendo tan temibles como siempre". Aunque las misiones las escogía uno mismo recurriendo a él. Yo no era el que las escogía, yo le dejaba ese trabajo a Seifer. No me interesaba la misión siempre que fuera una digna y honorable y el se entusiasmaba escogiendo las misiones que mas reto le suponían a él. Aunque debido a nuestro rango nosotros no podíamos acceder a las misiones verdaderamente peligrosas aún.

Lo que más me extraño era que nos llamarán para darnos dicha misión especial, no sabía si éramos adecuado pero al final, al parecer me enteraría si era digna o no. Ví como el Capitán tomaba Aire y empezaba a hablar

Caballeros, la Orden de Aesir os reclama para una importante misión. Deberéis escalar la Cordillera de Miürenheim, hasta la cima. Allí os espera una bandera con una nota en la que se explica en que consistirá vuestra labor. ¿Alguna pregunta?

Mi mente se traslado hacia aquella cordillera donde la base principal de nuestra orden se encontraba a 50 metros de altura. Era una zona fría y no pude evitar que mi rostro se crispará de preocupación por unos segundo "trepar no se me da muy bien... ¿por qué yo?..." pensé mientras suspiré. Pero esos pensamientos fueron sustituidos por otros que se convirtieron en palabras dirigidas al capitán.

Disculpe, ¿por qué trepar hasta en monte buscando una bandera con la información cuando simplemente podría darnos los detalles aquí? ¿hay algo en esta misión que debamos saber? ¿es una misión secreta o algo parecido?¿o eso no los dirán allá seguro, no? pregunté algo sería, pero más por saber a que nos enfrentábamos que por simple sospecha de algo malo.
avatar
Sigrún De Grieff
Zombi travestido

Cantidad de envíos : 608
Fecha de inscripción : 15/07/2009

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Mandato [Prólogo de Sigrún y Cassul] Finalizado

Mensaje  DJ el Mar Ago 11, 2009 12:32 pm

Seifer parecía bastante emocionado tras escuchar la misión. No entendías exactamente porque, en realidad no os habían contado nada. De hecho, era la misión más extraña que os habían mandado nunca. Las dudas asaltaron tu mente y no pudiste evitar acribillar a Legebril. Tras tu breve interrogatorio el capitán permaneció en silencio atusándose la barba durante varios segundos.

Bien, más que una misión, es un examen. Os hemos elegido para probar vuestras capacidades y para ver si estáis preparados para comandar a un grupo de novatos. El examen esta compuesto de tres pruebas, en la susodicha bandera encontrareis escrito el segundo requisito que deberéis cumplir si queréis ostentar ese honor.
Para subir a la cima contareis con un equipo de escalada y un guía que se encargara de llevaros por caminos igual de largos. ¡Ah! Se me olvidaba decirlo. Iréis por caminos distintos, en esta prueba solo uno de vosotros se convertirá en instructor. El otro continuara siendo un novato.


El corazón te dio un vuelvo al oír aquellas palabras. Por un lado estabas feliz pues por fin se te presentaba la oportunidad de dejar de ser una novata y pasar a instructora, como un día lo fue tu madre adoptiva. Por otro lado el estomago se te había encogido, solo uno de los dos lo conseguiría. Tras tantos años de compañerismo se te hacía difícil ver a Seifer como un oponente, más bien se te hacía imposible. Sin contar que ganara el que ganara, la amistad ya no sería lo mismo desde aquel momento. Al menos era lo que la vida te había enseñado.

Por un momento cruzaste la mirada con tu amigo. Su rostro ya no denotaba la emoción de antes. Para tu sorpresa, te sonrió. Gesticuló con la boca si emitir ningún sonido, pudiste entender perfectamente la palabra que dijo. “Suerte”.
Una sonrisa se dibujo en tus finos labios. Seifer nunca cambiaría, siempre tan seguro de si mismo.
avatar
DJ
Deus Ex Machina

Cantidad de envíos : 1080
Fecha de inscripción : 01/07/2009

Ver perfil de usuario http://animarpf.forosactivos.net

Volver arriba Ir abajo

Re: Mandato [Prólogo de Sigrún y Cassul] Finalizado

Mensaje  Sigrún De Grieff el Mar Ago 11, 2009 7:16 pm

Miré a mi compañero más que emocionado por una extraña y a mi parecer incongruente misión "que le pasa, ¿se emociona sólo por esto" pensé suspirando ante la simplicidad de mi compañero.

Bien, más que una misión, es un examen. Os hemos elegido para probar vuestras capacidades y para ver si estáis preparados para comandar a un grupo de novatos. El examen esta compuesto de tres pruebas, en la susodicha bandera encontrareis escrito el segundo requisito que deberéis cumplir si queréis ostentar ese honor.
Para subir a la cima contareis con un equipo de escalada y un guía que se encargara de llevaros por caminos igual de largos. ¡Ah! Se me olvidaba decirlo. Iréis por caminos distintos, en esta prueba solo uno de vosotros se convertirá en instructor. El otro continuara siendo un novato.


Es cierto que estaba feliz, pero a medida que escuchaba el resto del discurso mi sonrisa se iba reemplazando por una cara de angustia. Me gustaba la idea de aspirar al mismo cargo de mi madre era unos de los objetivos que pensaba alcanzar, pero las dudas me asaltaban "pelear con Seifer... pero... pero en una persona muy preciada para mi... es... mi primer amigo..." Habíamos pasado tantos años, tantas cosas juntos habíamos entrenado, sudado y sangrado juntos, era una persona muy preciada para mí.

Le miré con mi cara Angustiada y el me regreso la mirada. Su cara ya no mostraba emoción, sino la misma angustia que yo. Su sonrisa hizo por alguna razón extinguir toda aquella angustia como si de polvo se tratase y me tranquilizó. Lo quería, darme cuenta de aquella realidad me asustó en parte y por otra me fascinó, no se que clase de amor era, pero lo mas probable es que era el amor de un hermano o quizás, ¿de un amante? No lo Sabía, lo único que sabia que al leer sus labios deseándome suerte una sonrisa se dibujó en mi rostro y le dije "igualmente" con los míos. Ahora sabia que era una competencia entre compañeros y estaba segura de que él no dudaría en hacer lo que tuviera que hacer. ¿que nuestra amistad cambiaría? tal vez, pero algo me instaba a pensar que no, me levanté y me dirigí al capitán.

- Entendido, mi Señor. Gracias por encomendarme un honor tan grande y inmerecido de mi parte. yo... mi compañero y yo nos esforzaremos al máximo para cumplir sus expectativas, ¿no es así, Seifer?-
dije la frase final mirando a seifer con una sonrisa de rivales.

Empezábamos a ser rivales, sabíamos que eso pasaría tarde o temprano. Sabía que sería un buen oponente, además de los rangos bélicos en nuestra orden había unos rangos místicos y mentales para los pocos guerreros mentalistas que habían. el rango místico se dividía en varios estratos dependiente del poder y el conocimiento mágico que tuviera un hechicero hasta ahora, sea en una sola rama o en ramas mixtas. Yo estaba en el rango A y solo me faltaban dos rangos más para alcanzar el supremo, pero era algo muy difícil y en toda la orden apenas había unos cuantos brujos que lo habían alcanzado, si acaso no llegaban ni a 5 y entre ellos estaba mi madre. Pero el rango místico, tenía un valor diferente, no por ello significase que ostentaras un cargo mayor, porque tengas poder no te hace un ser fuerte, sino como lo usas aunque mi rango era A, uno de rango inferior a mi pero con mayor experiencia y un mayor rango bélico podría acabar fácilmente conmigo incluso si fuera dos rangos inferior al mío en místico. Aún así éramos respetados por el simple hecho de pertenecer a el, el potencial y el poder mágico eran cosas que no se median con habilidad era algo que poseías o no, y por eso Seifer estaba encantado de ser mi compañero, aún que nunca supe de que rango era, no pensaba subestimarlo, porque como contendiente se de sobra que era muy bueno.

Me levanté de la silla y le dí el típico saludo de nuestra orden.

- Si no hay más nada que decir me retiro. Empezaré a empacar y en una hora si es posible saldré a mi misión mi señor. Con su permiso... -
dije esperando el saludo para retirarme del recinto y buscar mis implementos al cuarto y empezar mi misión.
avatar
Sigrún De Grieff
Zombi travestido

Cantidad de envíos : 608
Fecha de inscripción : 15/07/2009

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Mandato [Prólogo de Sigrún y Cassul] Finalizado

Mensaje  DJ el Mar Ago 11, 2009 9:47 pm

Id fue la única contestación de Legebril. Tu compañero hizo el mismo saludo de la orden y te siguió hasta la salida. Pasasteis la puerta y sin detenereos comenzasteis vuestro avance por los pasillos y claustros de la base.

¿Tanta prisa tienes por perder? preguntó Seifer socarronamente No, enserio, no quiero que te enfades...pero te voy a ganar. Esta examen esta chupado para alguien como yo, solo tengo que escalar, cogeré la misión de la bandera y te dejaré atrás antes de que te des ni cuenta. Luego terminaré y tendré mi propio grupo de novatos.

Tras la parrafada de tu compañero pasasteis una puerta y llegasteis a la zona de habitaciones. La tuya estaba a apenas unos metros de allí. Tenías que preparar varias cosas antes de salir. Supusiste que Seifer haría lo mismo.
avatar
DJ
Deus Ex Machina

Cantidad de envíos : 1080
Fecha de inscripción : 01/07/2009

Ver perfil de usuario http://animarpf.forosactivos.net

Volver arriba Ir abajo

Re: Mandato [Prólogo de Sigrún y Cassul] Finalizado

Mensaje  Sigrún De Grieff el Miér Ago 12, 2009 2:57 am

Asentí al recibir la respuesta y me dirigí hacia la sala pensativa en el futuro que ello me depararía. "Seguiré los mismo pasos de mi madre..." pensé con algo de algarabía cuando mi compañero se dirigió a mi con ese ego infantil típico de él, quizás en otro momento me fuera molestado. Pero ahora no esta algo feliz y me sentía realizada. Estaba logrando las metas que me propuse y ahora me encontraba a un paso de ellas.

¿Tanta prisa tienes por perder? preguntó Seifer socarronamente No, enserio, no quiero que te enfades...pero te voy a ganar. Esta examen esta chupado para alguien como yo, solo tengo que escalar, cogeré la misión de la bandera y te dejaré atrás antes de que te des ni cuenta. Luego terminaré y tendré mi propio grupo de novatos.


"un grupo de novatos para instruir, ¿eh?. Mi madre estuvo un tiempo sin instruir a nadie hasta que me consiguió a mi... quizás yo haga lo mismo"
luego al cruzar la puerta me detuve y me rie tranquilamente mientras terminaba el comentario.

- Sencillamente tu no cambias, ¿eh?. Espero que no lo hagas, quizás tus novatos te torturen por bocón
dije en un tono burlista y al terminar de reír hice algo que era totalmente fuera de mi, le di un beso en su mejilla y lo miré Cuídate sí. No se que harás pero al menos esfuérzate mucho. Adiós... le dije con un tono algo triste, quizás este era nuestra separación no sabía si era el fin de nuestra amistad, pero ya veía que ya no sería igual y no volvería molestarme como antes. Extrañaría aquello, pero nada más se podía hacer entré en mi habitación y preparé mis cosas y al tomar la capa la extendí y vi el emblema bordado con cierta admiración.


Era el distintivo obligatorio del la orden, algunos que le gustaba lucirlo con orgullo llevando una camisa con el emblema, otros mas discreto como yo lo llevaban en sitios de la ropa algo mas discretos como los mitones que llevaba, pero todas las capas que nos daban la orden tenían el distintivo bordado en grande para que se luciera en la espalda como hacen los de la inquisición o tol rauko. Aunque la inquisición no sabia de nuestra existencia, solo piensa que solo otra orden de caballeros que le pagan por sus servicios, normalmente porque tenemos un equipo de limpieza que se encarga de borrar o modificar memorias de las personas.

Empaquetaba cada cosa añorando recuerdos y al terminar, observé la peineta y la recogí. Era un regalo de mi madre, dijo que fue un regalo que le obsequiaron el lannet por salvar a una dama de la casta noble "para que una guerrera Belka necesita eso", eso fue lo que dijo. Aunque yo si lo usaba y bastante, ya que mi cabello era muy largo y mi madre mantenía corto el suyo. No sabía cuanto tiempo iba a estar afuera y ahora menos que tendría la posibilidad de ser ascendida si lograba con éxito esa misión. Así que lo empaquete, un mínimo de aseo debería tener y debía peinarme el cabello una vez al día para que no se me enredará. Me puse mi gabardina con cuidado.

Ya estaba lista. Tomé la capa, me la puse con sumo cuidado y la estiré probándola de nuevo, hacia mucho tiempo que no al usaba, tome mi mochila y le la tiré al hombro.

- Bueno aquí voy... deséame suerte madre. dije al aire pensando en ella.

Me encaminé a la sala donde quizás el Guía y mis garfios de escalada que me darían me esperaban. y así, mi viaje comenzaría...
avatar
Sigrún De Grieff
Zombi travestido

Cantidad de envíos : 608
Fecha de inscripción : 15/07/2009

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Mandato [Prólogo de Sigrún y Cassul] Finalizado

Mensaje  DJ el Miér Ago 12, 2009 3:44 pm

Abriste los enormes portones que daban al exterior del bastión. Te fijaste con orgullo que estaban decorados con dos emblemas gigantes de tu orden, uno en cada hoja de la puerta. Al salir, un frío viento heló tus huesos por un momento. No había nieve en el suelo, pero sí hacía mucho frío y el aire era helado. Probablemente al subir te toparías con un manto de nieve.

Tres personas te esperaban. Seifer ya se había preparado todo y estaba charlando distendidamente con su guía, un hombre bajito y vestido con ropas de piel muy densa para aguantar el frío. El tercer hombre era tu guía, iba igual vestido que el otro, pero este era más alto.

Te acercaste a ellos y te presentaste, ellos hicieron lo propio. Tu acompañante se llamaba Erik y hablaba latín bastante chapurreado. Iba a ser mejor hablar Arkes con él.

Una vez estuvisteis todos listos para salir Seifer se acercó a ti. Te miró fijamente y te dio un fuerte abrazo.

Por si acaso pasara algo...quiero que sepas... las palabras de tu amigo se entrecortaban entre sus labios. Tu corazón palpitaba a mil por hora ¿Acaso iba Seifer a declararse? Quiero que sepas...que serás la primera novata que entrene.

¿Qué?
avatar
DJ
Deus Ex Machina

Cantidad de envíos : 1080
Fecha de inscripción : 01/07/2009

Ver perfil de usuario http://animarpf.forosactivos.net

Volver arriba Ir abajo

Re: Mandato [Prólogo de Sigrún y Cassul] Finalizado

Mensaje  Sigrún De Grieff el Miér Ago 12, 2009 5:49 pm

Abrí aquellos grandes portones que tanto cobijo me habían dado hace tiempo, miraba esos portones con cierto orgullo.

Aquí fue donde crecí

Sin darme cuenta al salir la brisa entró por el portón soplando aquel viento frió, miré alrededor y vi en dirección hacia donde estaría mi objetivo.

Está haciendo mucho frió. Dios... espero que no este nevando, sino será un problema para escalar aún con garfios especiales para ello, además el frió puede matar aunque igual yo tengo más posibilidades si uso mis habilidades, lo que me preocupa es el idiota ese... bueno, dicen que los idiotas son más difíciles de matar, así que para que preocuparme...

Me acerque al grupo y me presentaron al que sería mi guía oírlo hablar un latín tan pésimo y difícil de entender me hizo suspirar.

Joer... ¡que mala suerte!, a mi me toca uno que no habla bien latín...bueno tendré que hablar asker... al menos entendí bien su nombre, Erik.


Cuando al fin estábamos preparados, para partir habíamos arreglado todo y ya tenía mis grafios de escalada en mi mochila, cuando recibí un fuerte abrazo de Seifer y no pude evitar sonrojarme toda, mi corazón latía a mil.

¿Que es esto?... es-espera que haces.... tonto..... dije avergonzada y sonrojada como un tomate.

Por si acaso pasara algo...quiero que sepas...


No me digas... pero yo no soy tan buena mujer para ti, no se cocinar, ni hacer nada de eso... no se porque... pero esto me hacer algo feliz....


Mi corazón latía con aún más prisa y sentía como la felicidad crecía en mi por instantes.

Quiero que sepas...que serás la primera novata que entrene.

¿Queeeeeé?

Mi primera reacción de de estupefacción, luego mi cuerpo empezó a temblar de rabia, me sentía ultrajada. que me podía esperar de él, que me propusiera matrimonio, que me dijera que me ama... ¡Este idiota!....

Sin darme cuenta le golpeé con fuerza con mi rodilla la ingle cuando estaba abrazándome fuertemente mientras aquella palabras llenas de rabia colmaban rugían de mi boca. Hacía mucho tiempo que no enfadaba de esta manera, cuando lo hacía mi carácter Lannentse salía flote y hablaba en yamato.

konooo.... ¡BAKAAAAA! (tuuu.... idiota)
dije al tiempo que le pegué en al ingle y me separé de él ¡Saiteee!... ¡dai kirai yoo, baakaaaaa! (¡eres de lo peor!... ¡te odio, idiota!)

Me volteé llena de rabía y sin darme cuenta me dirigí con rudeza al guía.

¡Ey! tú, ¡Vamonos de aquí!.... no quiero estar mas frente a un idiota que juega con los sentimientos de las mujeres de esa manera. pensaba que iba a decir algo importante, pero lo único que sabes hacer los idiotas es decir chorradas...
dije en latín un tono más dirigido al idiota ese que por insultar al guía que al principio me miro con actitud de reproche, pero al ver mi cara encabronada dio un paso atrás con una cara de recelo y me siguió con algo de distancia.

¿que se creé ese idiota?... joer.... ya verá, ya le entrenaré a él... me convertiré en instructora... cueste lo que cueste...


Empecé a caminar y una vez alejado del bastión, me calmé y suspiré mire al pobre guía con un dejó de culpa.

Lo siento, me deje llevar... creo que te ofendí sin querer... disculpame le dije hablando en asker con una voz calmada ...Es que pensaba... bueno creo que tu también lo fueras pensado... me abrazo de una manera muy extraña... ese idiota.... pensaba que me iba proponer matrimonio o me iba decir que me ama o algo así... pero me sale con eso... hasta tu le fueras insultado, ¿no? dije pidiendo su aprobación con un dejo nervioso.

Ahora que estaba mas calmada, me di cuenta que me había excedido en mis acciones pero aunque sentía que se lo merecía, no me hacia sentir menos culpable. Traté de alejar esa tormenta de emociones de mis pensamientos, mejor me enfocaba en tener éxito en mi misión. Inhalé una bocanada de aire y lo expulse, y aleje mis sentimientos para enfocarmé en mi tarea.
avatar
Sigrún De Grieff
Zombi travestido

Cantidad de envíos : 608
Fecha de inscripción : 15/07/2009

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Mandato [Prólogo de Sigrún y Cassul] Finalizado

Mensaje  DJ el Miér Ago 12, 2009 8:58 pm

El guía le quito importancia al asunto con un gesto de la mano. No parecía de la clase de personas que hablan mucho, de hecho se limitaba a hacer su trabajo sin hablarte ni contarte nada. Las únicas palabras que te dedicaba eran para que tuvieras cuidado con algún saliente o para que te arrimaras a la pared de la montaña. Y siempre hablaba en Arkes, nunca en Latín.

El ascenso estaba siendo bastante fácil, al menso por el momento, os limitabais a seguir un camino más o menos natural por el que podíais avanzar sin muchos percances. Ya hacía rato que habías perdido de vista al idiota de Seifer y a su guía. No podías evitar sentirte un poco mal por haberlo tratado así, aunque se lo merecía. Pero ¿Y si pasaba algo? ¿Y si no volvías a verle? Quitaste de ti esas dudas, no era momento de pensar en cosas tan pesimistas. Os veríais en la cima, estabas convencida de ello, aunque algo en tu interior te decía que no. No sabrías explicar el porque de aquel desasosiego interno, pero no te encontrabas bien.

Continuasteis el avance hasta llegar a una zona en la que el camino se cortaba abruptamente. Erik te señaló arriba, viste que había un saliente a unos 100 metros, podríais llegar escalando. Era hora de ponerse manos a la obra.

Tirada por trepar de Sigrún: 73 dado - 25 base = 48

A pesar del equipo de escalada y de poner todas tus ganas aquello fue inútil. No llegaste ni a los 25 metros antes de caer de nuevo al camino por el que habíais venido. No pudiste evitar mirar hacia abajo. Si ese camino no hubiera estado allí la caída habría sido mortal. Tragaste saliva con fuerza.

Tu guía te esperaba ya en el saliente.
avatar
DJ
Deus Ex Machina

Cantidad de envíos : 1080
Fecha de inscripción : 01/07/2009

Ver perfil de usuario http://animarpf.forosactivos.net

Volver arriba Ir abajo

Re: Mandato [Prólogo de Sigrún y Cassul] Finalizado

Mensaje  Sigrún De Grieff el Miér Ago 12, 2009 10:33 pm

Me alegre al pensar que el guía le resto importancia y a pesar de que no contestó mis preguntas sentía que en parte me entendía. Le seguí con cuidado en aquella tempestuosa marcha y la únicas veces que abría su boca era para darme indicaciones, las cuales seguía pero preguntaba porque no hablaba.

Debe ser del tipo callado, bueno al menos hace bien su trabajo...

El ascenso se estaba haciendo muy fácil, en cierta parte la alegría me colmó.

Y yo que pensaba que iba a ser dificil, menos mal...

Miré hacia atrás, algo me daba mala espina, Seifer no había aparecido atrás desde el rato que le dejamos, la culpa me atenazaba. Sentía que me había pasado un poco.

¿y si le paso algo malo? ¿y si no le vuelvo a ver nunca?.... sacudí mi cabeza al atenazar ese sentimiento de angustia y preferí confiar en mi compañero ... No, él esta bien. Seguro estará esperando llegar a la bandera primero. No soportaría sus burlas si llega el primero ya verá... pensé aprentando el puño mientras buscaba fuerzas en mi interior.

Cuando llegamos a una Saliente que según el Guía debíamos escalar. ¡100 m de altura! mire aquello con cierta duda.

Ya sabia yo que no podía tener tanta suerte....
suspiré

Subí al abrupta pendiente pero mi inexperiencia hacia que subiera con dificultad y dos veces recibí un regaño de mi guía por no hacerlo como era y la tercera vez mi mano resbalo y caí justo en el camino. Miré el desfiladero que seguía metros abajo.

ufff!... me salvé por poco un poco más y quizás no la cuento pensé dudativa mirando de nuevo hacia la pared que tocaba escalar.

La duda me atenazaba, necesitaba más ayuda para subir y un artefacto vino a mi mente no sabía exactamente de donde lo había sacada, mi cabeza me empezó a doler tratando de recordar de donde... mi pasado desconocido, ¿tal vez?

Eso no importa debía asegurarme de no perder contra el ególatra de Seifer, no soportaría que se burle de mí una vez más.

Traté de recrearlo en mi mente antes de ejecutar el conjuro.

Uso Creación Menor (crear Shuko) 30 de Zeon
Proyeción mágica: 75 Base + 90 + 100 + 69 = 334


Un gran simbolo triangular empezó a crearse a mis pies mientras las palabras arcanas salían de mi boca en un idioma poco entendible pero en mi mente el significado corría como si fuera un idioma claro. Estaba pidiendo ayuda a la esencia de la creación misma. La fuerza divina que controla la realidad. El triangulo giraba mientras el conjuro se realizaba

Gaia escucha mi plegaria, convierte mis pensamientos en creación, mi creación en un objeto, el objeto en realidad, concede mi deseo y mi habilidad, Que la realidad y la imaginación se fundan para crear.

Pude ver como los hilos de la realidad se entretejían formando el pequeño objeto de adentro hacia fuera hasta que la creación manifestó mi pensamiento en realidad y termine el objeto terminando con la palabra que identificaba el conjuro

Minor Conditio.
dije en voz alta y la creación terminó.

Até el hechizo a mi reserva de mana. No sabía cuanto tiempo necesitaría ese objeto pero no creía que agotaría mi reserva por ello. La magia era algo limitado, pero había qe usarse cuando se necesitase.

Me puse los Shuko, algo me decía que me ayudarían a escalar mejor y miré a la montaña desafiante esta vez, tenía que lograr llegar a la cima, no dejaría que Seifer me ganara.

Tirada de Trepar: -25 Base + 40 (bono de equipo) + 10 (bono de shuko) + 88 = 113

Empecé a escalar esta vez con toda la concentración puesta en mis acciones y aleje todo pensamiento de mi mente.

Escalar.... un brazo.. un pie... vamos Sigrún ...

Mantenimiento de hechizo: 3 de Zeon por asalto, sin contar el asalto que se creo.
avatar
Sigrún De Grieff
Zombi travestido

Cantidad de envíos : 608
Fecha de inscripción : 15/07/2009

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Mandato [Prólogo de Sigrún y Cassul] Finalizado

Mensaje  DJ el Miér Ago 12, 2009 11:44 pm

A pesar de tu poca experiencia escalando conseguiste llegar al saliente. Fue gracias a las herramientas y la ayuda de tu guía que te agarró del brazo cuando pudo y tiró de ti. Desde aquel saliente continuasteis vuestro viaje, ahora tocaba ir muy pegados a la pared de la montaña. El desfiladero era estrecho y el viento soplaba con fuerza, ir despacio era un requisito esencial, cualquier traspié podría significar la muerte. Aquello te hacía darte cuenta de lo peligrosa que era aquella misión, querían poneros a prueba de verdad. Probar vuestras capacidades ante un riesgo constante de muerte.

Tirada de AGI de Sigrún: 3/6 3 Aciertos

Por suerte cruzasteis el estrecho desfiladero sin más problemas y llegasteis a una zona mucho más amplia, un enorme sendero de piedra que ascendía unos cuantos metros. Estaba claro que el guía sabía por donde iba.

Aquello te hizo pensar. Todavía, en todo el viaje, no le habías visto bien el rostro a tu compañero. Erik siempre llevaba puesta una capucha de piel bastante densa que ocultaba su rostro casi por completo. Tampoco te hablaba...y algo llamó aún más tu atención. Aquel guía no se había extrañado en absoluto por todo el ritual montado antes con la magia. No se había ni inmutado, ni siquiera te había preguntado nada. Estaba claro que podía conocer la Orden de Aesir, saber que había gente sobrenatural en vuestras filas... pero no dejaba de ser extraño.
avatar
DJ
Deus Ex Machina

Cantidad de envíos : 1080
Fecha de inscripción : 01/07/2009

Ver perfil de usuario http://animarpf.forosactivos.net

Volver arriba Ir abajo

Re: Mandato [Prólogo de Sigrún y Cassul] Finalizado

Mensaje  Sigrún De Grieff el Jue Ago 13, 2009 3:40 am

Escalaba con dificultad aquella pared y con mucho esfuerzo, lamentándome no haberme entrenado para este tipo de cosas o por lo menos tener un conjuro para hacer este tipo de cosas. "joer... que difícil es esto..." pensaba cuando casi terminaba de subir mi mano resbalo y por un segundo toda mi vida paso por mis ojos, iba a morir mientras veía el vacío, pero el guía atajo mi mano dándome oportunidad de buscar apoyo con mis otras extremidades y subir. Subí jadeando y pasando el susto, estar tan cerca de la muerte en un sentido te hacia sentirte viva.

"casi la palmó..." pensé mirando el suelo y le dirigí la mirada al guía cuando em ayudaba a incorporarme Gracias le dije con un tono humilde.

Cancelé el hechizo y el shunko desapareció convirtiéndose en polvo llevado por el viento y desapareciendo totalmente de la realidad. Empezamos a movernos pegado por aquel desfiladero. La brisa soplaba con fuerza y hacía que mi cabello ondulará y al poner en un pedazo del desfiladero y este se desprendió, vi como la roca sonaba hasta que no se oyó si llegaba algún final. Tragué un poco de saliva, aquella situación era mucha mas peligrosa de lo que pensaba.

Zeon Restante: 365


"En que lío me vine a meter..."
pensé algo desesperada, pero pensé que quizás esto mismo tuvo que hacer mi madre y una fuerza de voluntad inundó mi cuerpo y mi mirada mostró una seriedad y determinación de la que mismo Seifer quizás; se hubiera asombrado. "...no, ya no puedo echarme para atrás, este es el camino que decidí tomar y lo seguiré hasta el final..." pensé. Un monologo que me dio el coraje suficiente para continuar en mis objetivos. Me movía con precaución y gracias al guía llegamos a un sendero más amplio y pude relajarme un poco para divagar la situación. Me di cuenta de que Erik, había visto mi magia y no se había inmutado. Y no solo eso nunca había visto su rostro y tampoco habíamos mantenido una conversación. Era muy raro para alguien ver la magia y no sorprenderse. Era extraño, aunque sabía que si tenía alguna relación con la orden quizás supiera que hubiera brujos en ella, pero que no si inmutara al ver magia era algo que me desconcertaba.

El sabía lo que hacía y aún peor sabía donde me llevaba, las dudas me asaltaban asi que para tranquilizarme mientras seguíamos el tortuoso camino empecé a dirigirle la palabra.

Oye... Erik... ¿como conociste la orden?...
dije en asker. No contestaba y eso hacia que me pusiera mas nerviosa ...Oye... vistes mis habilidades, ¿no te asustaste?... no creo hayas tenido contacto antes con la magia... le miré y seguía ignorando mis palabras y algo molesta traté de convencerlo.

Tirada de Persuasión: 85 + 15 = 100

Deberías responderme, es de mala educación no hacerlo, además de quitarte la capucha; la gente sabe que lo escuchas si lo miras con tu rostro descubierto...
le dije esperando que escuchara mis palabras
avatar
Sigrún De Grieff
Zombi travestido

Cantidad de envíos : 608
Fecha de inscripción : 15/07/2009

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Mandato [Prólogo de Sigrún y Cassul] Finalizado

Mensaje  DJ el Jue Ago 13, 2009 1:00 pm

A pesar de tu insistencia el guía se limitó a gesticular con la mano. Un claro gesto que indicaba que guardaras silencio. Aquello te molestó bastante, pero era mejor no sulfurarse en aquel tramo de la montaña y menos con la persona que debía llevarte a la cima. Era mejor esperar a que cayera la noche, entonces tendríais que parar y no podría evitar la conversación.

Algo cortó de golpe tus pensamientos. Tu compañero se había detenido en un recodo interior de la montaña bastante amplio. Se había descargado la mochila y estaba intentando encender una antorcha. Al llegar a su posición no hizo falta que preguntaras, al frente se abría una cueva natural. La abertura era estrecha y angosta, pero podríais pasar sin problemas.

Sin dedicarte ni una sola palabra Erik se internó entre la pared de rocas, con un suspiro de resignación le seguiste. El interior era una caverna de formación natural, eso se notaba por la intensa humedad ambiental debido a la existencia de algún riachuelo interior.
Poco a poco os fuisteis internando en la oscuridad de la cueva hasta que llegado el momento tu guía se detuvo. No llegaste a terminar de formular la pregunta. Al frente se abrían dos caminos. Erik se sentó en medio y te señaló con el dedo.
avatar
DJ
Deus Ex Machina

Cantidad de envíos : 1080
Fecha de inscripción : 01/07/2009

Ver perfil de usuario http://animarpf.forosactivos.net

Volver arriba Ir abajo

Re: Mandato [Prólogo de Sigrún y Cassul] Finalizado

Mensaje  Sigrún De Grieff el Vie Ago 14, 2009 4:41 pm

Erik me hizo una seña con la mano claramente para que guardará silencio de una manera algo ruda. Le miré con cierto recelo y algo molesta por ello.

"Joer... ahora un simple guía me manda a callar... bueno será mejor no buscar un conflicto, y el es que me esta llevando... no puedo dejar que hable mi espada... no sería lo justo, es sólo un hombre indefenso, además me salvo la vida...."
miré dudativa y calmé mi temperamento con mi razonamiento.

Mis pensamientos se detuvieron al ver que el guía se detenía en un recodo. "una cueva..." entré y miré como se quitaba la mochila y sacaba una antorcha. "Con que seguiremos por aquí..." pensé imitándole sacando una antorcha y encendiéndola de la misma manera convencional como la hizo él. "debo cuidar mi reserva de mana.... será mejor no despilfarrar magia..." me dije a mi misma inmersa en mis pensamientos

"joer... que difícil es viajar con un compañero que mantiene este silencio...me acostumbré a viajar con Seifer y sus constantes discursos de charlatanería..." pensé suspirando.

Seguí al guía dentro de la caverna con algo de resignación y a medida que entrábamos el aire se volvía mas húmedo y calido comparado al del exterior. La oscuridad se acrecentaba a medida que entrábamos en la cueva, no sabía donde exactamente me llevaba, pero las dudas me estaban asaltando.

- Disculpa mi rudeza anterior... pero... ¿me podrías decir... Dije con mucha educación pero al ver la bifurcación en la que nos detuvimos miré las dos vías y observé como se sentaba en el medio y me señalaba. Mire detrás de mí para asegurarme que no señalaba un enemigo a mi espalda y luego le miré.

- ¿pasa algo?... ¿tengo algo en mi cara?...- le pregunté tocándome la cara con tranquilidad, aunque a pesar de todo el protocolo que me enseñaron se me hacia difícil controlar mi temperamento pasional.

"Joer... ¿se estará burlando de mi?..." pensé con algo de recelo y incertidumbre.

Y al final al verlo sentado y señalandome, la respuesta llego como un choque electrico a mi cabeza y entendí. "así que debo elegir uno de los dos caminos..." Pense´mientras miraba los dos caminos y luego le miré a él.

- Como decía... disculpa mi rudeza... y bueno.... gracias por tu ayuda... escogeré este camino...
le dije con un tono un poco humilde y dirigiendome a la cueva de la izquierda.

No sabía lo que me esperaba más adelante, pero ya no me preocupaba mi ambición de derrotar a Seifer. Ya no lo veía como un juego y le estaba tomando la debida seriedad a la situación. Una mirada seria, llena de virtud y fuerza de voluntad colmó mi rostro. Tenía que lograr este pequeño paso para ser cada vez mejor.
avatar
Sigrún De Grieff
Zombi travestido

Cantidad de envíos : 608
Fecha de inscripción : 15/07/2009

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Mandato [Prólogo de Sigrún y Cassul] Finalizado

Mensaje  DJ el Vie Ago 14, 2009 10:50 pm

Erik se levantó y se adentró tras de ti por el camino de la izquierda. Alzó su antorcha para que la luz fuera más intensa y pudieras guiar mejor tus pasos. Era extraño ir tu la primera cuando el otro se supone que era tu guía, pero solo había una dirección posible. Adelante.

Os adentrasteis a través de las fauces de aquella cueva natural. Era un camino muy difícil pues las rocas eran irregulares e iba ligeramente en pendiente.

Tirada de AGI de Sigrún: 2+2 Por terreno complicado/6 2 Aciertos

Nunca habías sido una persona muy ágil, pero conseguiste llegar hasta el final de aquel corredor sin ningún percance más que algún traspié sin importancia. Erik en cambio fue sin ningún problema, a pesar de sus pesadas ropas y de llevar la antorcha en una mano.

El corredor desembocó en una gran sala natural. En el medio de ella había un riachuelo de 4 metros de anchura que lo cruzaba de parte a parte. Aparentemente aquel sitio no tenía salida pero Erik se te adelantó unos pasos y te señaló un saliente que había en la pared del otro lado del río. Estaba a varios metros de altura, unos 20 pudiste calcular.

Tu guía se adelantó hasta el borde del río. Se quitó la mochila y la lanzó al otro lado sin mucho esfuerzo, aquello te sorprendió bastante. Luego se quitó la ropa, toda menos la capucha, y se internó en el agua. Llegó con facilidad al otro lado, se secó y se vistió mientras esperaba a que tú llegaras.

Estaba claro, había que cruzar el río y luego escalar hasta aquel saliente. ¿Pero a que temperatura estaría aquel ría?
avatar
DJ
Deus Ex Machina

Cantidad de envíos : 1080
Fecha de inscripción : 01/07/2009

Ver perfil de usuario http://animarpf.forosactivos.net

Volver arriba Ir abajo

Re: Mandato [Prólogo de Sigrún y Cassul] Finalizado

Mensaje  Sigrún De Grieff el Dom Ago 16, 2009 10:38 pm

Al seguir por el camino de la Izquierda Erik me siguió para ayudarme a alumbrar aún más el camino, me sentía extraña, se suponía que el guía era él y yo estaba adelante.

"bueno, no es que me moleste mucho tampoco..." Pensé con restándole importancia a la Situación y adentrándome con más seguridad. ya había hecho mi elección no podía echarme para atrás.

Caminaba por aquel irregular terreno y en que me resbalaban los pies de en vez en cuando pisaba, pero lo hacía con precaución mientras daba cada paso. Nunca había destacado por mi rapidez y agilidad, sino por mi resistencia y mi capacidad de afrontar retos físicos que habrían dejado a muchos exhaustos. Pero lo que me sorprendía era mi compañero, cargaba mucho más material que yo y sin embargo se movía con una agilidad impresionante, daba la sensación de que no fuera humano

Aquel húmedo corredor desembocó en un rió subterráneo, aquel sitio parecía una calle sin salida.

"joer... escojo en camino y termino una calle ciega..." suspiré y luego vi como el guía señalaba una saliente al otro lado del río y mi cara se contorsiono en pesimismo.

"¡genial!... hay que trepar aún más..." pensé algo molesta

Miré como el se quitó la mochila y la lanzó al otro lado sin dificultad, se desvistió y cruzó el río a nado con una rapidez impresionante, y sin inmutarse por el agua que seguramente estaba fría y me miraba esperando que yo cruzara.

Miré aquel río con cierto recelo y suspiré. Ni modo, tendría que nadar y me dirigí a la orilla sin quitarme la ropa me dispuse a meterme en aquella agua fría, no sabía que tendría que nadar también.

Tirada de Nadar: 65 + 5 = 70

Al salir del agua toda empapada y titilando del frío, me abracé para calentar. Mientras me acercaba al guía para ponerme cerca de él

"joer... debo secar esta ropa rápido o el frío me matará..." me dije a mi misma.

Me concentré para usar de nuevo magia esta vez el mismo triangulo mágico empezó a girar e el piso y un aura de fuego rodeo al triangulo de manera circunscrita mientras seguía abrazándome pronuncié las palabras arcanas. Las cuales pasaba el significado en mi mente

"Llama que reside en mi interior, convierte la pasión e el fuego que arde, convierte tu fuerza y deja que este fuego seque lo que haya en el interior de las cosas."


- Shrivel... Dijé ejecutando el hechizo para secar tanto mis pertenecías como las del guía, incluyendo lo que él y yo llevábamos puesto.

Tirada de proyección mágica: 75 + 20 = 95
Costo de Zeon: 80
Zeon restante: 285


Observe como el agua se evaporaba de mi ropa y mis pertenencias y volví a prepararme con mi equipo de escalada para trepar hacia aquella saliente.

- Tú primero, por favor... nunca se sabe cuando necesitaré tu ayuda de nuevo... Le dije al guía mientras se adelantaba con una sonrisa.

Espere que se adelantara un poco en la escalada y me dispuse a escalar la saliente.

Tirada de trepar: 78 + 40 - 25 = 93
avatar
Sigrún De Grieff
Zombi travestido

Cantidad de envíos : 608
Fecha de inscripción : 15/07/2009

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Mandato [Prólogo de Sigrún y Cassul] Finalizado

Mensaje  DJ el Lun Ago 17, 2009 12:51 am

Cruzaste el agua helandote los huesos en el proceso. Estaba fría, tanto como tocar la nieve con la piel desnuda. Llegaste al otro lado sin mucha dificultad pues las aguas eran tranquilas. Tiritando saliste del agua y te apresuraste a lanzar tu conjuro. Enseguida un calor reconfortante bañó tu cuerpo y tu ropa se secó sin problemas. Erik, que ya se había vestido, también quedó completamente seco, pero como la vez anterior ni se inmuto al verte hacer todo aquel ritual. De nuevo te pareció extraño, pero le instaste a que comenzara él a escalar.

Sin sonreír se dirigió a la pared montañosa y comenzó su ascenso con sus piquetas y demás equipo. De nuevo él lo hacia a la perfección. Esta vez tuviste más suerte y conseguiste llegar, casada, pero de una pieza. Respirabas con fuerza, aquella aventurita estaba hecha para forzaros hasta límites insospechados.

El saliente daba a una nueva entrada natural. La cueva continuaba. Esta vez con Erik a la cabeza os adentrasteis a través de una zona húmeda y resbaladiza.

Tras varios metros desembocasteis en una amplia sala, al fondo de ella una salida al exterior de la montaña. Sonreíste al ver aquello. Erik por su parte se detuvo en el interior, dejo la mochila en el suelo y comenzó a rebuscar en ella tranquilamente. Sacó unas cuantas ramas, luego pedernal. ¿Quería hacer un hoguera? ¿Os ibais a detener tan pronto? Aquello no te gustó, ser instructora estaba en juego.
avatar
DJ
Deus Ex Machina

Cantidad de envíos : 1080
Fecha de inscripción : 01/07/2009

Ver perfil de usuario http://animarpf.forosactivos.net

Volver arriba Ir abajo

Re: Mandato [Prólogo de Sigrún y Cassul] Finalizado

Mensaje  Sigrún De Grieff el Lun Ago 17, 2009 6:26 pm

Empecé a subir la escarpada pared con dificultad moviendo cada brazo y posicionándolo y jadeando y mirando como mi guía pasaba aquella dificultad como si fuera un día tranquilo y estuviera sentado tomando Té.

"joer... odio trepar, cuando regrese hablaré con algunos de los brujos de la orden a ver si alguien conoce algunos hechizos para volar... ya sé... los brujos que utilizan magia de aire deberían saber, mi madre decía que podían volar... dios como odio esto..." pensaba mientras subía y al final llegue a la cima jadeando.

Miré hacia adelante y vi la nueva entrada "¿todavía falta?... espero que seifer no nos lleve la delantera." pensé mientras seguía a Erik en silencio. Esta vez me sentía más cómoda con el adelante después de todo el era el guía, así es como debía ser.

Lo seguí mientras mis pensamientos divagaban y me extrañaba es que el me vió usando magia y ni se inmuto, ¿tal vez era brujo?, Utilice mis habilidades para sentir magia en él

Tirada de Valoración Mágica: 86 + 30 = 116

Cuando desembocamos al final de la salida. "Una sala..." pensé asombrada y cuando miré la salida, me invadió la alegría "...allí es, allí esta la salida... al fin. Espero que estemos cerca de la bandera..." pensé satisfecha. Estaba cerca de mi objetivo y mi misión no me detendría estando tan cerca o al menos eso pensaba cuando Erik empezó a registrar la mochila y sacar madera y pedernal "¿una fogata?... ¿es que piensa que nos quedaremos aqui estando tan cerca de cumplir mi misión y mi oportunidad de ser Instructora?..."

- Disculpa Sr. Erik, ¿que haces?... Debemos seguir nuestro camino... solo un poco más, debemos llegar antes de que Seifer llegue a la bandera, no puedo perder ahora dije con actitud seria y perseverante, tratando de convencerlo como si mi vida dependiera de ello.
avatar
Sigrún De Grieff
Zombi travestido

Cantidad de envíos : 608
Fecha de inscripción : 15/07/2009

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Mandato [Prólogo de Sigrún y Cassul] Finalizado

Mensaje  DJ el Lun Ago 17, 2009 9:02 pm

No notaste nada extraño en tu compañero. Ningún rastro de magia. Eso podía significar dos cosas, la primera era que no tuviera ninguna relación con la magia. La segunda que la supiera ocultar mejor que tú detectarla.

De todas formas continuasteis andando hasta que Erik paró. Tras tus palabras el guía se limitó a recoger las cosas y ponerse en marcha de nuevo. Salisteis por la puerta y un violento aire os clavó a la pared. Era demasiado fuerte como para moverse con libertad y además era frío. Tanto que se te helaron los huesos y la piel se te resintió. Ahora sí, con una sonrisa en la boca el guía te indicó una pequeña cornisa por la que poder avanzar. Estaba a tu derecha y era muy estrecha, no se podía ver hasta donde llegaba, solo sabías que subía.

Erik te indicó de nuevo que avanzaras.
avatar
DJ
Deus Ex Machina

Cantidad de envíos : 1080
Fecha de inscripción : 01/07/2009

Ver perfil de usuario http://animarpf.forosactivos.net

Volver arriba Ir abajo

Re: Mandato [Prólogo de Sigrún y Cassul] Finalizado

Mensaje  Sigrún De Grieff el Mar Ago 18, 2009 4:10 am

Miré como recogía las cosas, pensé en que mi detección sobre el no funcionaba, y eso significaba 2 cosas o no tenía el don o era muy bueno ocultando su capacidad, eso me hizo sentirme algo frustrada, pero en cierta manera no desconfiaba de él. Si hubiera querido matarme o dañarme lo fuera hecho hace mucho tiempo, había tenido buenas oportunidades.

Salí por la puerta y sin darme cuenta una fuerte ventisca helada me empujó a la pared, sintiendo su frió como si un ser siniestro acariciara mi cara. EL viento era tan fuerte que no podía moverme con facilidad me ajusté la capa para protegerme mejor del frío y me puse la capucha. la gabardina que llevaba me protegería un poco del frío.

"Joer... que le pasa a esta montaña, ¿de donde salió esta ventisca de la nada?" pensé mirando donde me señalaba el Erik con una sonrisa que me hacia cabrearme "joer... este cabron se la esta pasando de maravilla a costa mía..." pensé con rabia mientras lo miraba conteniendo mis emociones.

Miré la estrecha cornisa y me moví con precaución a pasos tan lentos como pudiera para mantener el equilibrio. "joer... a este paso no se si podré llegar.... no, no me puedo rendir ahora estando tan cerca, debo lograrlo..." mientras apoyaba un pie sobre otro y pensaba en la bandera "... además, a este paso la bandera quedara enterrada o sus letras no serán legibles o peor se la llevará esta ventisca." sin darme cuenta empecé a preocuparme que mi misión fallara por algo tan irónico como el clima.

Me volteé y le hable gritado a Erik en asher para que pudiera escucharme por encima del rúgido del viento.

- SR. ERIK. SI NO RECUPERAMOS LA BANDERA RÁPIDO QUEDARA ENTERRADA EN LA NIEVE O EL VIENTO SE LA LLEVARÁ. ¿CUÁNTO FALTA PARA LLEGAR A ELLA? dije en asker y mirandole a la cara y esperando la respuesta para poder seguir.
avatar
Sigrún De Grieff
Zombi travestido

Cantidad de envíos : 608
Fecha de inscripción : 15/07/2009

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Mandato [Prólogo de Sigrún y Cassul] Finalizado

Mensaje  DJ el Mar Ago 18, 2009 3:17 pm

Tirada por AGI de Sigrún: 4/6 2 aciertos

Lentamente empezaste tu avance por el estrecho saliente. Paso a paso y sin darte mucha prisa, pues la caída era mortal. Por suerte, el viento te apretaba contra la pared de la montaña y, mientras no cambiara de dirección, todo iría bien. Te giraste para gritarle a Erik unas palabras. Él ya se había encaminado por la pasarela al igual que tú, no parecía estar teniendo ningún problema para andar.

Tus palabras volaron con el fuerte viento. Creías que te había oído, pero si lo había hecho no se digno a contestar, ni siquiera a mirarte o hacerte una señal. En realidad no sabías ni porque habías esperado que te contestara.

Finalmente llegasteis al final del saliente. Daba a un risco protegido por rocas en el que se podía acampar con facilidad y estar protegido de la fuerte ventisca. Lo observaste durante varios segundos para darte cuenta de que, en caso de ataque, pues no eran pocos los rumores sobre aquella montaña, era una zona fácilmente defendible.
Erik llegó a tu lado, se adelantó y se colocó entre varias rocas grandes, de nuevo se quitó la mochila y extrajo los maderos. De nuevo daba la sensación de que quería hacer una hoguera.

Miraste a tu alrededor antes de decidir que hacer. Solo podías seguir escalando a través de una pared rocosa de al menos ochenta metros y Erik no parecía tener intención de continuar. Sin hablar, claro esta, de aquella ventisca que haría la escalada un suicidio.
avatar
DJ
Deus Ex Machina

Cantidad de envíos : 1080
Fecha de inscripción : 01/07/2009

Ver perfil de usuario http://animarpf.forosactivos.net

Volver arriba Ir abajo

Re: Mandato [Prólogo de Sigrún y Cassul] Finalizado

Mensaje  Sigrún De Grieff el Mar Ago 18, 2009 6:09 pm

Miré como mi compañero esperando respuesta, pero si me escucho en algún momento seguro me ignoraba.

"... no se para que pido su opinión, si nunca habla. este viaje se esta haciendo aburrido sin nadie con quien hablar"
Pensé mientras seguía el camino.

Subía con precaución mientras el viento me empujaba a salvo hacia la pared, seguí caminando mientras miraba atrás por instantes para ver si estaba bien Erik, pero al Parecer la que tenía problemas aquí era yo.


Al final llegamos a una saliente, lo miré con detenimiento, parecía un buen sitio para montar una base defensiva y con mis habilidades podría repeler un gran grupo de enemigos. Observé como Erik volvía a hacer esfuerzo para montar una fogata y acampar en ese sitio.

"¿acaso yo he dicho que acamparemos aquí?, este guía hace lo que le venga en gana..." pensé mientras miraba el siguiente camino a seguir para acercarme a mi objetivo. Solo quedaba escalar y ahora entendía porque erik estaba preparando el campamento, escalar aquella montaña con esa ventisca sería un suicidio.

"¡maldición!... tendré que detenerme... si tan solo pudiera usar magia para volar... debo aprender ese hechizo como sea... lo tengo que hacer, buscaré algún maestro o algún grimorio para conseguir ese hechizo"


Me resigné y empecé a sacar mi equipo de acampada común mi tienda pequeña y mi manta para el frío, esta vez no cometería al locura de ponerme cómoda, dormiría con la ropa puesta y con mi Katana abrazada. Ya no estaba Seifer para que hiciera guardia mientras dormía. Esperé que Erik prendiera la fogata para sacar mi katana del cinto y sentarme con ella entre mis piernas y tomé mi mochila para comer algo de mis raciones de comida, y con el fuego encendido traté de recordar mis conocimientos sobre la magia de fuego. Mientras veía el fuego y pensaba en algunas maneras de poder usar mi magia para manipularlo.

- Dígame, Sr. Erik, ¿alguna vez me dirás quien eres o me mostrarás tu cara? le dije con voz calma concentrándome en el fuego y mi voz caballeresca.

"... me pregunto... si mi cuerpo se convirtiera en llamas..." pensé mientras me concentraba en alguna manera de controlar mi magia para convertir mi mano en fuego.
avatar
Sigrún De Grieff
Zombi travestido

Cantidad de envíos : 608
Fecha de inscripción : 15/07/2009

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Mandato [Prólogo de Sigrún y Cassul] Finalizado

Mensaje  DJ el Mar Ago 18, 2009 9:38 pm

La fogata crepitaba haciendo que las chispas saltaran de ella. El fuego hizo que te ensimismaras y pensaras en tu estrecha relación con aquel elemento. La pasión, la ira, la valentía. Todas aquellas palabras se relacionaban con el fuego... y aunque trataras de negarlo contigo misma. Pero aquel no era momento de pensar en cosas de ese estilo, la noche estaba llegando y la ventisca no había concedido una tregua. Suponías que estuviera donde estuviera, Seifer también se habría detenido y aquellos pensamientos te dejaban descansar, tu puesto no estaba en peligro.

Entonces decidiste intentar hablar con tu compañero.

- Dígame, Sr. Erik, ¿alguna vez me dirás quien eres o me mostrarás tu cara?

Entonces tu guía hizo algo inesperado. Lentamente se levantó y cuando estaba en pie fue retirandose la capucha lentamente. Dejo ver un rostro grisaceo, deforme y comido por la enfermedad. La piel estaba retirada en varios sitios y sus cuencas parecían pozos sin fondo en lo que veías un pequeño iris negro. Su nariz estaba deformada como la de un animal.

Tirada por frialdad de Sigrún: 17 dado + 5 base = 22

Un miedo muy real te recorrió la medula espinal y bajo por tu espalda. Te temblaron las manos y se te abrieron los ojos como platos.

Erik te dedicó una siniestra sonrisa.
avatar
DJ
Deus Ex Machina

Cantidad de envíos : 1080
Fecha de inscripción : 01/07/2009

Ver perfil de usuario http://animarpf.forosactivos.net

Volver arriba Ir abajo

Re: Mandato [Prólogo de Sigrún y Cassul] Finalizado

Mensaje  Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Página 1 de 3. 1, 2, 3  Siguiente

Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.